Seleccionar página

 

Como seguramente sabrás, Apple ha reconocido finalmente que los dispositivos iOS con baterías antiguas que estuvieran degradadas o hubieran perdido capacidad de carga con el paso del tiempo sufrían pérdida de rendimiento. Todo saltó a partir de numerosas pruebas realizadas por terceros en las que se mostraban resultados de rendimiento por debajo de los niveles normales en dispositivos con este tipo de baterías. Apple por fin reconoce esta ralentización y explica que esto se debe a que iOS, desde su versión 10.2.1, introduce un sistema de gestión de energía que evita apagones inesperados o posibles problemas en los componentes internos del dispositivo.

 

Tras reconocer el problema de ralentización, Apple se ha enfrentado a numerosas denuncias por parte de usuarios y organizaciones que entienden que se ha ocultado información de manera deliberada y que se ha engañado al usuario obligándole de alguna manera a comprar un dispositivo más actual para poder seguir disfrutando de la velocidad y rendimiento esperados.

 

Esta es su explicación del problema:

 

  • La tecnología actual de baterías de Ion-Litio pueden considerarse productos consumibles que se agotan con el uso, las condiciones ambientales y el tiempo.

 

  • Este deterioro tiene un impacto también en el rendimiento del iPhone.

 

  • Comparadas con otras tecnologías, las baterías de Ion-Litio se cargan más rápido, envejecen más lentamente y son más densas en un paquete más ligero.

 

  • Cómo usamos el iPhone también influye en la vida total de la batería. Hay que evitar cargarla o dejar el iPhone en ambientes cálidos durante periodos largos de tiempo.

 

  • Las baterías de Ion-Litio no sólo pierden capacidad con el tiempo, sino que también reducen su respuesta ante peticiones rápidas de energía.

 

  • Uno de los atributos clave a la hora de responder a ráfagas fuertes de energía es la impedancia de la batería, cuanto más alta es, menor es su capacidad para hacer frente a ellas.

 

  • Otro efecto derivado del envejecimiento de la batería es la disminución de su voltaje. Todos los componentes del iPhone están pensados para trabajar con un mínimo de voltaje.

 

  • Si la batería no es capaz de proporcionarlo, el iPhone se apagará para preservar su integridad. De ahí que algunos usuarios de iPhone 6 y 6s sufrieran apagones sin previo aviso.

 

El usuario puede por tanto experimentar diferentes grados de impacto en ciertas tareas (scroll, caída de frame rate, menor luminosidad en la pantalla, sonido disminuido, desactivación del flash) mientras que otras permanecerán intactas (conectividad de red y celular, calidad de foto y video, precisión de sensores y GPS, Apple Pay).

 

Solución. Puedes cambiar la batería por un precio reducido

 

Apple ha publicado una carta a sus clientes. En ella, la compañía se disculpa sin rodeos, reconociendo que se ha producido una confusión alrededor del tema. Para solucionarla, prometen estas medidas:

  • Una reducción del coste del reemplazo de una batería de 79 dólares a 29 dólares para cualquier usuario, es decir, un descuento de 50 dólares en total cuando el iPhone está fuera de garantía.

 

  • Cualquier iPhone 6 en adelante que precise un recambio de batería podrá hacerlo a este precio especial desde ya mismo y hasta diciembre de 2018.

 

  • A comienzos de 2018, Apple lanzará una versión de iOS para que los propios usuarios podamos ver el estado de nuestra batería y si su condición está afectando al rendimiento del equipo.

 

  • Apple promete seguir monitorizando, «como siempre», el desempeño de los dispositivos para prevenir apagones súbitos que se producen cuando las baterías envejecen.

 

Con esta medida, Apple busca disipar las dudas y los argumentos de quienes estaban convencidos de que la compañía causaba esta ralentización para vender terminales más nuevos. Posiblemente si los usuarios hubiéramos sido conscientes de toda esta información no se habría causado tanto revuelo. Al final, la falta de información es en muchas ocasiones más perjudicial que el conocimiento de la misma, aunque a veces dicha información conocida resulte no ser agradable o positiva.