Seleccionar página

Rumores acerca de unas posibles gafas de Realidad Aumentada por parte de Apple han estado ahí desde hace bastante tiempo. Sin embargo, es ahora cuando estos rumores toman más fuerza. Según el reputado periodista y analista Mark Gurman de Bloomberg, la fecha será 2020.

El periodista de Bloomberg tiene, como es conocido, fuentes muy cercanas, incluso internas, de Apple, que aseguran que la compañía está trabajando a un ritmo frenético para mejorar su realidad aumentada., Esta nueva tecnología que está empezando a llegar al consumidor acaba de dar sus primeros pasos con iOS 11 y ARKit, pero parece que los planes de Apple son mucho más grandes y ARKit sería sólo un comienzo, para que los desarrolladores puedan ir creando aplicaciones en este sector. Para 2019, Apple planea tener la tecnología lo suficientemente avanzada como para salir al mercado con ella. De este modo sería en 2020 cuando veríamos unas primeras gafas de realidad aumentada fabricadas por Apple. El ecosistema ya estaría creado, por lo que los desarrolladores tan sólo tendrían que adaptar ligeramente sus apps.

 

Se espera que Apple cree unas gafas totalmente independientes, a diferencia de la mayoría de gafas de realidad virtual/aumentada actuales. Para ello dispondrían de una pantalla propia, y no harían uso del smartphone. Pero además de eso, Mark Gurman asegura que vendrá con un chip propio dedicado a la realidad aumentada. Similar a lo que hizo Apple con el W1 en los AirPods o el Chip S1 en los primeros Apple Watch.

 

Además, se espera que las gafas lleven consigo un sistema operativo propio. Según la fuentes, Apple uso de forma interna el nombre rOS para denominarlo (reality operating system). Está basado en iOS y todo indica que Geoff Stahl (antes encargado de juegos y gráficos en Apple) es el responsable del sistema operativo. No hay muchos datos sobre cómo funcionará este sistema operativo ni sobre cómo se controlará, todo indica sin embargo que Siri será la gran protagonista, junto a los gestos con las manos.

 

Sin duda se trata del gran empujón que necesita toda nueva tecnología para terminar de asentarse en el mercado de consumo y para que sea accesible a los bolsillos de los usuarios. Recordemos también el trabajo que se está realizando en el desarrollo de la tecnología necesaria para los futuros coches autónomos. No queda demasiado para ver si las predicciones se cumplen.