Seleccionar página

Durante el día de ayer, Apple presentó sus resultados financieros correspondientes al último trimestre. Como suele ser habitual, la expectación generada fue máxima, dando por hecho en muchos casos que se produciría un declive en cuanto a ventas de determinadas categorías, como ha ocurrido en los últimos trimestres. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Apple sigue creciendo, incluso en el que suele ser el peor trimestre del año. Recordemos que en época de verano y, sobre todo, a escasas semanas de la presentación de los nuevos productos, las ventas del gigante tecnológico suelen decaer. Pero no esta vez. Y además con alguna sorpresa.

 

Datos de interés

 

Apple ha mostrado sus números en cuanto a ventas se refiere. Ha vendido 41 millones de iPhones y 4,2 millones de Macs. Pero si hay una cifra que llamó la atención son los 11,4 millones de iPads vendidos.

Las ventas de 41 millones de iPhones han sido sobrepasado los 40,4 millones del trimestre anterior. Los Macs también han pasando de 4,25 millones a 4,29 este año, mientras que los iPads han visto, después de varios trimestres de descenso en ventas, un incremento de ventas, pasando de 9,95 millones durante Abril, Mayo y Junio del año pasado a 11,42 este año. La compañía demuestras así que la estrategia del iPad Pro con mejores características y también más caro, al mismo tiempo que un el iPad más barato y con mejor procesador, parecen estar dando buenos resultados.

Los servicios, por otro lado, también continúan facturando cada vez más, poco a poco, ayudados por el crecimiento en el consumo de Apps de pago y también Apple Music.

 

Se podrían leer muchas cosas entre líneas en los resultados financieros mostrados ayer. Por ejemplo, que el iPhone baja ligeramente su influencia dentro de los beneficios de la compañía. O que la categoría de Servicios sigue posicionándose como una de las principales a medio y largo plazo, lo cual viene dado por el hecho de que Apple cada vez mejora más su ecosistema y lo dota de nuevas características atractivas que hacen que sus usuarios permanezcan fieles y se conviertan en consumidores de sus servicios de manera continua.