Seleccionar página

 

En los últimos días un rumor ha empezado a aparecer acerca de la sospecha de que Apple podría estar reduciendo deliberadamente la velocidad de los iPhone que tengan una batería degradada, desgastada por el uso habitual, con el objetivo de conseguir que lleguen al final del día con suficiente carga para ser utilizados o que no se apaguen repentinamente, a pesar de que la batería aún indica que tiene suficiente carga. Y una nueva evidencia parece demostrar que esto podría ser así, y que Apple podría haber introducido esta manera de solucionar problemas de batería con la actualización a iOS 10.2.1.

 

Pruebas

 

Las pruebas vienen del fundador de Primate Labs Inc. John Poole, la empresa desarrolladora de Geekbench 4, la App con la que se hacen hoy en día las pruebas de rendimiento de CPU de iOS y muchos otros sistemas operativos. Ha publicado gráficas en las que muestra la densidad de iPhones 6S o incluso iPhone 7 que muestran ralentizaciones en su rendimiento cuando sus baterías tienen más tiempo de uso. Dicho de otro modo, cuantos más años tiene el iPhone, más lento funciona su CPU… no porque el iPhone se vuelva lento, sino porque la batería se degrada con el uso normal, ya que es el propio iOS el que reduce la velocidad de la CPU para consumir menos energía, lo que se traduce en la reducción de velocidad de los iPhone.

 

Los datos se han hecho con miles de usuarios de iPhone 6S que se han descargado la App y han evaluado la velocidad de su smartphone en diferentes puntos de su vida útil. Son, por lo tanto, datos muy fiables porque tienen una muestra muy amplia de máquinas utilizadas en todo tipo de condiciones. Con el iPhone 7, está pasando algo parecido y con iOS 10.2, iOS 10.2.1 e iOS 11.1.2, la gráfica apenas cambia, sin embargo con iOS 11.2 empiezan a puntuar muy por debajo de su velocidad habitual.

 

Sin confirmación ni aviso por parte de Apple

 

Probablemente, la inmensa mayoría de usuarios preferirían perder algo de velocidad de los iPhone a tener que cambiar la batería, con el coste que eso supone cuando el iPhone ya no está en garantía. Las baterías, como hemos explicado antes, se degradan en todos los aparatos que las usan. Es la tecnología de baterías que utilizamos hoy en día mayoritariamente, de iones de Lition (aunque ya se trabaja en nuevas baterías y nuevas tecnologías). Por esa razón no se le puede exigir a Apple que cambie una batería gratis fuera de garantía. Lo que probablemente sí que se le debería exigir es al menos avisar al usuario de que según el estado de su batería el dispositivo pasará a ejecutar sus acciones de una manera ralentizada para así tratar de que pueda usarlo a lo largo de todo el día. Avisar de este tipo de acciones nunca está de más.