Seleccionar página

Apple lleva mostrando un especial interés por la salud y la organización de los datos médicos desde hace varios años. La compañía piensa que cuánto más conscientes seamos de cómo funciona nuestro cuerpo, más capaces seremos de mejorar nuestra vida en general. Esta postura, ha sido trasladada a todos los productos con mayor relevancia en nuestra rutina, como, por ejemplo, nuestro iPhone, o nuestro Apple Watch. Pero no solo es cuestión de recopilar todos los datos médicos al momento, también es necesaria una buena organización y presentación, de forma que los usuarios puedan interpretarlos correctamente. Y, por supuesto, es imprescindible que estén al alcance de los profesionales, con el fin de facilitar su trabajo y permitir diagnósticos más precisos y tratamientos más eficaces. Todo esto, es lo que busca Apple para su plataforma de salud.

Toda la información médica al alcance de los médicos

Apple no solo quiere que los usuarios tengan acceso a los datos que proporciona su cuerpo, sino también que el sistema sanitario esté en permanente contacto con ellos, de manera que todo su historial clínico esté siempre disponible en la plataforma de Salud.

Las ventajas que podría tener un sistema totalmente unificado son muy notables. Si los doctores tienen acceso a información en tiempo real sobre nuestra salud, es posible que en un futuro ni siquiera sea necesario acudir a un centro médico para hacer determinadas consultas.

Todo eso, claro está, haciendo uso de los cada día más habituales dispositivos de medición que existen, y sobre todo, los que vendrán.